“Estamos dando un mejor servicio a nuestros clientes”

En el pintoresco municipio de Telpaneca en Madriz, se destaca un negocio que vende deliciosa comida elaborada por las manos prodigiosas de María Celina Matus Tercero, propietaria del comedor “El Socorro” quien es protagonista del Programa de Microcréditos para los Pequeños Negocios del Ministerio de Economía Familiar.

María Celina, hace 25 años inicio con un comedor luego de mirar “la dificultad de la gente de no encontrar dónde comer un bocado sabroso”. Lo que comenzó con pequeños encargos de comida en el sector, se transformó en un espacio de referencia de buena comida para lugareños y visitantes.

Con el Microcrédito gracias al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional para fortalecer las capacidades de los pequeños negocios y emprendedores, el comedor “El Socorro” ha sabido crecer y prosperar.

“Hace cuatro meses nos dieron el crédito, lo invertimos en mejorar la cocina, compramos una cocina estilo industrial, una refrigeradora, además hicimos dos baños para mejorar el negocio y el servicio que le damos a nuestros clientes”, explica María Celina.

Carolina del Socorro Rugama Matus, hija de María Celina, dice que el préstamo es excelente porque ayuda “a mejorar el negocio, llama la atención al cliente y vamos creciendo poco a poco, también para el sustento de nosotros que dependemos del negocio”.

Comidas para capacitaciones, celebración de cumpleaños o promociones, es parte de los pedidos que garantiza este comedor que por las noches ofrece también servicio de fritanga con deliciosas enchiladas, tacos y carne asada.

En el menú vespertino están el bistec, carne tapada, pollo frito, con arrocito al gusto, frijoles, ensaladas y una variedad de platillos. Y para esta temporada festiva no falta el lomo relleno acompañado de postres tradicionales como el arroz de leche o el atol.

Los seis trabajadores del negocio familiar, han recibido capacitaciones por parte del MEFCCA para fortalecer sus conocimientos en inocuidad, limpieza, presentación del lugar y la correcta manipulación y preparación de los alimentos.

Entre sus últimos pedidos destacan 350 platos de comida para la promoción de quinto año del Instituto Monseñor Ernesto Gutiérrez, comparte orgullosa esta mujer emprendedora.

María Celina se siente satisfecha de lo que ha logrado con su negocio e insta a los demás protagonistas a seguir avanzando y “ser responsables, ser cumplidos, que tomemos decisión y valor para salir adelante”.

 

 

 

 

Se han cerrado los comentarios