“El Gobierno nos está ayudando a mejorar nuestros pequeños negocios”

En la comunidad La Unión, caserío Las Marías, del municipio de San Pedro del Norte en Chinandega, rodeado de montañas frondosas y un clima agradable, encontramos la Sastrería La Bendición, un pequeño negocio que ha crecido con el entusiasmo de su propietario y el apoyo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través del Ministerio de Economía Familiar.

Rolando García Sánchez es el protagonista exitoso que ha visto crecer el negocio con el apoyo del Programa de Microcrédito para los Pequeños Negocios del Campo que ejecuta el MEFCCA en todo el territorio nacional.

“Con el microcrédito compré dos máquinas de coser, una máquina para forrar botones, hilos, botones, zippers, agujas, tijeras, un espejo grande, un maniquí, además de diferentes telas como organza, láminas para pantalones, dacron americano, satín, organza bordada, blonda bordada y luego quiero embaldosar para tener una mejor calidad en mi taller”, explica Rolando.

Este protagonista no esconde su pasión por su trabajo, mismo que le permite emplear a otras personas, para dar abasto con la demanda que tiene por temporadas para elaborar vestidos, togas y uniformes, entre otras piezas de vestir que confecciona con gran calidad.

“Siento que el Gobierno nos está ayudando a mejorar nuestros pequeños negocios anteriormente no contaba con eso y agradezco al Comandante Daniel y a Rosario porque nos están ayudando a todos, sin distingo de colores”, dijo Rolando.

Este sastre tiene 19 años de experiencia; en sus últimos años de secundaria se matriculó en una escuela de sastrería, donde aprendió lo esencial, luego se trasladó a Managua donde trabajó y también afinó sus conocimientos en este oficio.

“Cuando ingresé a la escuela en Managua, mi maestra me dijo que para ser sastre completo uno tenía que aprender de todo, a hacer vestidos de boda, vestidos para primera comunión, uniformes, pantalones de vestir de varón y de mujer, vestidos de quince años, camisa de varón, vestidos de niñas, todo lo que se relaciona corte y confección, faldas y blusas y yo he aprendido a hacer todo esto”.

Rolando añade que con este microcrédito ha visto “una mejora a mi negocio, siento que he avanzado y tengo una mejor calidad para mis prendas de vestir”.

Este es el compromiso del Gobierno Sandinista por fortalecer la economía familiar, con microcréditos que contribuyen a la economía de las y los emprendedores para seguir avanzando en Rutas de Bienestar y Prosperidad.

 

 

GALERÍA

Se han cerrado los comentarios